domingo, 14 de febrero de 2016

Unos basan sus vidas en todos los beneficios de sus dobles morales, de sus cinismos y de sus complicidades (sus "consentimientos"), ¡qué fácil y qué siembra, a la vez, de injusticias que no mejoran NADA!.
Por el contrario, los que no -porque es su condición o porque no les va el juego sucio-, tienen que luchar -sí- cientos de veces más que esos y... recibiendo -de esos- ¡tanto desprecio!, ¡tanta no-ayuda! y ¡tanta represalia posible!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada